Indemnizan con 15.000 euros a un paciente al que le salieron úlceras

El tribunal entiende que no se ha justificado que la aparición de esas llagas fueran inevitables y critica el retraso en el que a su juicio cayó el hospital de Cabueñes a la hora de colocar el colchón antiescaras. Una medida que no fue adoptada “hasta transcurridos cinco días desde que fue detectado el mal estado de la zona sacra y dos más desde que fueron detectadas las escaras”. El juez insiste en que este tipo de colchón “debería de haber sido colocado necesariamente desde el ingreso del paciente en la UCI ante la imposibilidad o dificultad de poder realizar cambios posturales por su estado de gravedad”.

Para ver la noticia completa, pincha el siguiente link:

http://www.lne.es/gijon/2016/07/24/indemnizan-15000-euros-paciente-le/1960556.html